sábado, 18 de junio de 2011
Seguro que muchos de vosotros ya lo habéis notado, pero parece que el verano se acerca. Los días se van alargando y las piscinas se llenan de niños, parece que llega el calor y el tiempo libre y aunque paradójicamente puedan estar inversamente relacionados, ambos aumentan. Petardos suenan en Alicante y un amigo blanquecino te empieza a acompañar por todos lados. Surgen planes, posibilidades de realizar actividades que antes el frío no nos aconsejaba, nos liberamos de las capas de esclavitud que el invierno exigía y todo gracias a la irregular traslación terrestre.

Bandera azul en las playas, síntoma de buenas instalaciones y condiciones ambientales.

Pero en realidad toda esta breve descripción sobra, todos sabemos de que es sinónimo el verano. Las ciudades costeras se abarrotan, los rascacielos parecen cobrar sentido y las playas se masifican de turistas y vecinos que rinden un, cuanto menos curioso, homenaje a su cuerpo. Los envases hacen su agosto y el “para llevar” toma un nuevo pico en sus estadísticas, la gente sale más de casa y ello significa portar toda nuestra suciedad e inmundicia allá donde vayamos, sin preocuparnos de nada más que nuestra comodidad. Todo esto es relativamente inevitable, no vas a poder impedir que la gente continué con sus tradiciones y menos cuando es algo alcanzable solo durante unos meses, pero quizás si podamos oponernos a las nuevas modas de la exclusividad. En un proceso que ya es irreparable, el ensuciar una playa o maltratar su escasa y a la vez resistente naturaleza, permítanme que lo diga entre comillado, tiene un efecto insignificante en comparación de perturbar enclaves exquisitos en su cuantía y diversidad.


Foto publicada por 20 minutos donde se aprecia una muestra de contaminación marina.

Con todo esto, no quiero dar a interpretar, ni que en las playas, todo valga, ni que no disfrutemos de esos rincones de magia que aun perduran en nuestra provincia. Solo apelo a la responsabilidad, lógica y coherencia de quien puede con sus actos cambiar el devenir de los ecosistemas marinos. Salgan y aprovechen, pero no alteren ni destruyan lo que no nos pertenece a nadie.

Como se suele decir, para muestra un botón y quiero a parte de objetar, ilustrar al lector. Alicante es una zona gratamente rica en biodiversidad, miles de especies viven gracias a los recursos que este magnifico lugar les proporciona. Los montes presentan una fauna y flora deliciosa, pero tal vez un tanto esquiva, por contra el mar es un cristal puro, que deja ver sin ningún tapujo lo que su interior alberga, nos muestra sin vergüenza y a veces incluso con descaro, la opción de vida por la que otros seres han optado. El hecho está en ir, esperar, ser paciente y observar y podremos darnos cuenta de cuanta vida hay bajo la inmensidad.

Como un individuo más de la sociedad, disfruto del buceo y de lo que el mar me proporciona, pero como biólogo, de momento de vocación, la sensación que tengo es increíblemente superior. Cuanto más conoces, más te asombras y más te entusiasmas al descubrir algo que hasta hace poco solo era teoría. Es algo que creo, no ocupa lugar y satisface mucho más que el simple desconocimiento. Por ello también de un modo muy humilde y recordando que no soy experto en la materia, me gustaría empezar un esbozo de proyecto, un listado de las especies que en mis recientes visitas he podido contemplar y en las futuras contemplaré. Un simple aporte de biodiversidad, que espero con vuestra colaboración podamos ir incrementando. Así pues en breves se publicará una entrada exclusiva para esta iniciativa y así todo aquel que quiera contribuir de manera personal y transmitirnos su asombro al descubrir esa especie, podrá hacerlo.

-Anexo Biodiversidad de las Costas Alicantinas.

 Imagen de la biodiversidad que habita alrededor de la Posidonia oceanica

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Grubial

Grubial
Grupo de biología alicantina

Datos personales

Mi foto
Alicante, Valencia, Spain
Estudiante de biología en la Universidad de Alicante, aunque valenciano de nacimiento. Cofundador de la iniciativa Grubial.

Hyla

Hyla
Sociedad de estudio y divulgación de la naturaleza

Seguidores

Blex

Blex
El sonido del nuevo Pop alicantino

Visitas

Salamanquesa

Salamanquesa
Tarentola mauritanica

Clavel

Clavel
Dianthus broteri subsp. valentinus

Matamoscas

Matamoscas
Amanita muscaria

Escarabajo rinoceronte

Escarabajo rinoceronte
Oryctes nasicornis

Naranjo

Naranjo
Citrus sinensis

Copa violeta

Copa violeta
Peziza violacea

Salamandra

Salamandra
Salamandra salamandra

Nazareno

Nazareno
Muscari neglectum

Lechuga de mar

Lechuga de mar
Ulva lactuca

Pez verde

Pez verde
Thalassoma pavo

Corregüela grande

Corregüela grande
Convolvulus althaeoides

Liquen

Liquen
Xanthoria parietina

Oruga esfinge de las lechetreznas

Oruga esfinge de las lechetreznas
Hyles euphorbiae

Arañuela

Arañuela
Nigella damascaena

Alga roja

Alga roja
Peyssonelia squamaria

Salamanquesa rosada

Salamanquesa rosada
Hemidactylus turcicus

Esponja

Esponja
Sarcotragus spinulosus

Seta de olivo

Seta de olivo
Omphalotus olearius

Lirón careto

Lirón careto
Eliomys quercinus

Alga de vidrieros

Alga de vidrieros
Posidonia oceanica

Seta calabaza

Seta calabaza
Boletus edulis

Araña tigre

Araña tigre
Argiope lobata

Borraja

Borraja
Borago officinalis

Cola de pavo

Cola de pavo
Padina pavonica

Abejarruco

Abejarruco
Merops apiaster

Alcaparra

Alcaparra
Capparis spinosa

Salpa

Salpa
Sarpa salpa

Caulerpa

Caulerpa
Caulerpa prolifera

Hongo ameboide

Hongo ameboide
Mucilago crustacea

Escarabajo

Escarabajo
Paratriodonta alicantina

Gladiolo

Gladiolo
Gladiolus illyricus

Musgo

Musgo
Bryum argenteum

Gallipato

Gallipato
Pleurodeles waltl

Orquídea avispa

Orquídea avispa
Ophrys tenthredinifera

Pata de perdiz

Pata de perdiz
Chroogomphus rutilus

Anémona

Anémona
Anemonia sulcata
Con la tecnología de Blogger.